Compras·Cuidado corporal

Fall in love with Lush II

Soy una adicta a Lush, cada vez encuentro más productos que me encantan y me sorprenden. Ya hablé anteriormente de que son muchas las cosas que me gustan de su política, y es la concienciación por el medioambiente, ser cruelty-free y que la inmensa mayoría de sus productos provienen de ingredientes naturales en su mayor parte. Así que me gustaría compartir mis últimas compras y descubrimientos con ellos.

En primer lugar, me tocó hacer una compra online porque no quería quedarme sin probar la edición limitada de Honey Bear( 8,95€ creo), una barrita de masaje con miel y chocolate negro y no podía ir a tienda física. Me ha gustado mucho el olor y lo bien que se deshace (claro, que a más de 30ºC también me estoy deshaciendo yo) aunque sigo siendo fiel a mi king of skin para hidratar la piel. También quería probar un par de champús solidos disponibles sólo online, así que me hice con Lullaby (9,50€/55gr)pero aun no lo he probado así que no puedo opinar de él y con Jummping juniper (9,50€/55gr), que no es exclusivo online, pero me llamaba mucho la atención su olor a lavanda y las buenas opiniones. Este es el que estoy usando ahora y me gusta mucho el olor y me noto el pelo limpio, aunque sí que me lo enreda un poco, cosa que se soluciona con un poco de acondicionador.

No fui capaz de esperar hasta la foto y por eso se ve mi zarpa

Les dije que me gustaría probar la mascarilla Brazened Honey pensando que me mandarían una muestra pequeña pero me hicieron feliz cuando vi que me regalaron el tamaño original de la mascarilla. Es una pasada para la piel, se recomienda guardarla en la nevera la ser fresca y es un gustazo ponerte en la cara fresquita. Elimina toxinas, hidrata y estimula la piel, además que huele como a “natural” a “campo” pero en el buen sentido olororoso (y esto es lo mejor que sé explicarme). Además me mandaron dos mini muestras, una del limpiador Angel of bare skin  y el champú en seco no drought que me gustó mucho pero honestamente prefiero usar alternativas más baratas y cómodas, como en formato spray. Ah y compré una lata (2€) para guardar al osito, que tampoco tiene mucha miga, una lata y ya 😛

Todo esto vino en el pedido online, donde tienes que pagar 5€ sea el pedido que sea, lo cual no me termina de entusiasmar, pero por ser ellos, se lo perdono. Cuando pude acercarme a una tienda física también hice varias compras:

  • King of skin (9,50€/75gr): Este era el producto fantasma que me regalaron en un pedido y que no encontraba por ninguna parte. Y es que yo lo usaba (y uso aun) como hidratante para después de la ducha, pero se ve que es una manteca corporal que debe aclararse después del baño. Aunque me fascina tanto su olor a platano y su efecto hidratante que sigo usándolo sin aclarar. Como nota, añadir que si al igual que yo tenéis dermatitis en algunas partes del cuerpo, esta hidratante funciona genial y ayuda muchísimo.
  • Exfoliante corporal Scrubee (10,95€/100gr): Este es una especie de 2×1, por una parte exfolia y al darle la vuelta hidrata. Huele a chocolate blanco que tira pa tras y este sí que lo utilizo dentro de la ducha para enjuagarme luego.
  • Spray Corporal Twilight (25€/200ml): Este spray corporal combina lavanda y ylang ylang con unas notas de tonka que ayuda a conciliar el sueño. Reconozco que me costó muchísimo decidirme por este producto. Lo veía excesivamente caro y no sabía si me iba a funcionar para ayudarme a dormir. Pero el amable chico que me atendió me dijo lo que le había funcionado a él y sus compañeras y que si no me gustaba, me pasara y me regalaría dos productos. Así que me decidí y hoy tengo uno de mis productos favoritísimos de lush en mi mesilla de noche. Con echar un pal de pulverizaciones en la almohada inunda un olor agradable que realmente a mi me ha ayudado muchas veces con el insomnio. A veces me echo hasta en el pijama y es que el olor es muy conduncente a descanso.
  • Cosmetic Lab (20,95€/45gr): Esta crema hidratante nos la regalaron como muestra en tienda y a mi marido le encantó para después del afeitado, así que cuando fuimos no podía hacer otra para comprarla. Aunque está indicada para calmar la piel después del afeitado, también es una buena hidratante facial aunque no te afeites (ejem, claro que la iba a catar yo también)

Y como los chic@s de Lush son tan buena gente, cuando nos fuimos nos dieron un regalito para cada uno. Ami me regalaron el gel de ducha It’s rainning men y a mi marido la crema de afeitado prince. Además de una muestra de la mascarilla Rosy Cheeks  que les dije que me apetecía probar.

Conclusiones: Lush no ha hecho más que sorprenderme y encantarme otra vez y aunque hay productos que no volvería a comprar, no me arrepiento en absoluto de haberlos probado porque son experiencias aromáticas y naturales. Mis favoritos de esta compra ha sido sin dudarlo Twilight y King of skin y creo que esos ya no me van a volver a faltar. ¿Cuales son tus favoritos Lush?¿Has probado los mios?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *